La Torre de Esteban Hambrán (Toledo). El 18 de julio de 1936

Tres días después de que el ejército de Franco se sublevara contra el gobierno legítimo de la República, y casi al mismo tiempo que los golpistas tomaron el poder en Toledo, amotinándose en el Alcázar, las izquierdas de Torrijos y Gerindote se hicieron con el mando sin la menor resistencia. Mejor dicho, continuaron mandando porque ya estaban al frente del poder municipal. Fue la derecha de la comarca quien se quedó atónita e impasible, a la espera del discurrir de los acontecimientos; salvo en La Torre de Esteban de Hambrán.

Aquí el golpe militar sería secundado por los miembros más significados de la derecha torreña, encabezados por el líder, Juan Aguado. Fue el único pueblo de la comarca donde se produjo cierto apoyo armado a la insurrección. La propia “Causa General”, instruida por Franco al acabar la guerra,  reconoció que “los derechistas, en un número aproximado a los sesenta, se levantaron en armas que tenían escondidas y controlaron la población durante cuatro días. El día 22 de julio, fiesta local de la Magdalena, llegaron de Madrid 200 milicianos, a cuyo mando se encontraba un sargento del ejército republicano, quienes controlaron la situación…”.

Texto tomado de nuestro libro Orígenes de la Guerra Civil en la comarca de Torrijos (Toledo, 2020)

En la fotografía, Luís Domínguez Aguado, contaba once años de edad cuando se amotinó junto a su padre y el grupo de Juan Aguado.

5/5 - (2 votos)
Juan Antonio Morales Gutiérrez
moralesgutierrez@telefonica.net

Guti para los amigos. Abogado en ejericio e investigador. Autor del libro: Una memoria sin rencor, ambientando en la Segunda República y posterior conflicto bélico

Sin comentarios

Escribir un comentario

Abrir WhatsApp
¡Hola! Soy Guti ¿te puedo ayudar?
Te atiendo por WhatsApp
¡Hola!
Soy Guti ¿te puedo ayudar en algo?